By Pastor B. López-Maza 57

Muchas veces hacemos responsable a Dios de aquella Palabra que nos dio y que no se ha cumplido, a veces creemos que El Señor nos dijo algo que no cumplirá pero la verdadera razón es que nosotros no hemos construido esa Palabra. El Señor a lo largo del tiempo siempre ha dado una Palabra y Él espera que quienes la reciban la construyan.

A veces estamos pidiendo a Dios por algo que Él ya dio, lo que se necesita hacer con esa Palabra es construirla, edificarla. Nosotros no estamos más en el tiempo de las promesas, porque lo que antes era una promesa ahora es una Verdad consumada a través de Cristo.

Construyendo su Palabra II

Muchas veces hacemos responsable a Dios de aquella Palabra que nos dio y que no se ha cumplido, a veces creemos que El Señor nos dijo algo que no cumplirá pero la verdadera razón es que nosotros no hemos construido esa Palabra. El Señor a lo largo del tiempo siempre ha dado una Palabra y Él espera que quienes la reciban la construyan.

A veces estamos pidiendo a Dios por algo que Él ya dio, lo que se necesita hacer con esa Palabra es construirla, edificarla. Nosotros no estamos más en el tiempo de las promesas, porque lo que antes era una promesa ahora es una Verdad consumada a través de Cristo.

Nosotros somos constructores de la Palabra de Dios, constructores de un Reino y por eso la Biblia nos menciona que somos edificadores, en otras palabras somos constructores, tenemos como encomienda aquellas cosas que El Señor ha dicho para el beneficio del Reino y debemos comprender y saber cómo construir aquella Palabra que El Señor ya nos dio.

Por mucho tiempo a José se le ha llamado José “El Soñador”, pero José era más que un soñador, tenía un Don especial que le permitía poder realizar aquellas cosas que para muchos solo eran una visión o un sueño, las traía a la realidad, formaba los procesos, trasladaba y construía la Palabra del Señor para poder manifestarla en esta tierra.

Entonces respondió José a Faraón: El sueño de Faraón es uno mismo; Dios ha mostrado a Faraón lo que va a hacer.
Las siete vacas hermosas siete años son; y las espigas hermosas son siete años: el sueño es uno mismo.
También las siete vacas flacas y feas que subían tras ellas, son siete años; y las siete espigas menudas y marchitas del viento solano, siete años serán de hambre. 
Esto es lo que respondo a Faraón. Lo que Dios va a hacer, lo ha mostrado a Faraón. 
He aquí vienen siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto. 
Y tras ellos seguirán siete años de hambre; y toda la abundancia será olvidada en la tierra de Egipto, y el hambre consumirá la tierra. 
Y aquella abundancia no se echará de ver, a causa del hambre siguiente la cual será gravísima. 
Y el suceder el sueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura a hacerla.
Por tanto, provéase ahora Faraón de un varón prudente y sabio, y póngalo sobre la tierra de Egipto. 
Haga esto Faraón, y ponga gobernadores sobre el país, y quinte la tierra de Egipto en los siete años de la abundancia.
Y junten toda la provisión de estos buenos años que vienen, y recojan el trigo bajo la mano de Faraón para mantenimiento de las ciudades; y guárdenlo. Y esté aquella provisión en depósito para el país, para los siete años de hambre que habrá en la tierra de Egipto; y el país no perecerá de hambre.
Génesis 41: 25-36

Había un hombre que tenía un sueño pero cuando el sueño es trasladado a José, él no solamente le da la interpretación, además de la interpretación le da a conocer el procedimiento, la aplicación para que le dieran al sueño, José empieza a construir la Palabra que Dios le había dado a Faraón, José interpreta el sueño, le dice como aplicarlo, le dice a través de quien puede administrar el sueño que El Señor le había dado a Faraón.

Muchas veces nosotros hemos recibido una Palabra, sueño, visión, El Espíritu de Dios nos ha revelado a través de algo lo que hará y nosotros solamente nos quedamos con lo que vimos, ni siquiera lo interpretamos y seguramente no lo aplicamos, no le encontramos un procedimiento o un proceso para construir la Palabra.

El asunto pareció bien a Faraón y a sus siervos, 
y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios? 
Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú. 
Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú. 
Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. 
Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello; 
y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: !!Doblad la rodilla!; y lo puso sobre toda la tierra de Egipto.
Génesis 41: 37-43

José le dijo a Faraón que debería poner a alguien sabio que pudiera realizar lo que se hablaba a través del sueño, Faraón elige a José como ese hombre sabio, por supuesto José ya había vivido procesos que habían formado su carácter, hubo un proceso que seguramente no fue fácil para José pero en ningún momento vemos a José lamentándose en ese proceso. Vemos muy consciente a un José de lo que El Señor le había dicho que haría con él, estaba consciente que estaría delante de Faraón, en ese momento José empieza a construir la Palabra que El Señor había dado.

Tú tienes dos opciones cuando recibes una Palabra, cuando recibes una visión o cuando tienes un sueño, puedes ponerte alegre o empezar a trazar la forma correcta de darle cumplimiento a esa Palabra, visión, sueño que El Señor te ha dado porque después hacemos responsable Al Señor de algo que nos corresponde solamente a nosotros realizar, no solamente se trata de orar sino también de hacer, de ejecutar, planificar, pensar, meditar, se trata de Construir la Palabra porque cuando no construyes la Palabra estas siendo irresponsable con El Reino. El Señor ha dado una Palabra que nos ubica en esta tierra, que nos hace hijos que están en el firmamento como estrellas, debemos construir la Palabra, debemos construir El Reino.

Tú tienes una responsabilidad que cumplir, Él no incrusto en el sistema pero no para que seamos participes del sistema sino para que lo podamos romper y así manifestar su Gloria.

Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.
Proverbios 16:3 NVI

Somos bendecidos con toda bendición pero también debemos ser sabios y diligentes en nuestra función, las bendiciones nos siguen pero dice la Biblia que en lo que requiere diligencia ser Ferviente en el espíritu. Podemos decir que José le dio un proyecto a Faraón y en la misma tierra donde todos estaban ubicados hubieron muchos que nunca se prepararon y muchos lo sabían, terminaron siendo siervos del Faraón, José da un proyecto de cómo pasar ese momento que había sido anunciado a través de un sueño y hubieron muchos que por no ser diligentes terminaron siendo siervos y esclavos de Faraón.

Cuando no eres diligente, cuando no eres ferviente en lo que fuiste llamado a hacer lo más seguro es que termines siendo esclavo de un sistema y no coparticipe y colaborador de un Reino.

Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?
Lucas 14: 28

Habla de personas que planifica, no estamos diciendo que en esto que nosotros hacemos tenemos que basarnos solamente en nuestro razonamiento y en nuestras ideas sino de aquellas ideas que El Señor ha puesto para que ejecutemos y para que la construyamos. Muchas veces a la misma Iglesia le ha sucedido, El Señor le da una Palabra a la Iglesia y lo que hacen es ayunar por una Palabra que deberían de estar construyendo.

Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan.
Proverbios 15:22 NVI

El Señor construye y si en nuestra semejanza esta nosotros deberíamos ser constructores de su Palabra, constructores de su Verdad, constructores de su Reino.

Tú fuiste creado a la Imagen de Dios, no tienes excusas para no llevar los planes a cabo, busca el consejo porque en eso hay sabiduría y traza el plan para construir su Reino a través de lo que fuiste llamado, tienes que orar, creer, trazar los planes para lograrlo. El Señor levanto una generación que sea entendida, que este fuera del sistema religioso, que pueda leudar los lugares donde estés presente, donde puedas manifestar la Gloria de Dios.

El Señor hará abundar aquellos planes que vienen de parte de Él para tu vida si tú te tomas el tiempo de ser sabio, entendido y trazar la forma de alcanzarlo, si fue Él quien te dio la Palabra.

 

Share

Sueño

Alcanza transforma y conquista a través de la Fe todo aquello que no conoce de Jesús y enséñale como se manifiesta un hijo para entonces extender su Reino a todo ambiente y nación, mostrando que somos una familia que forma discípulos con una Cultura y Mentalidad de avance, Gobierno, Transformación, Revelación y Gloria 

1 Corintios 2:16       Romanos 8:29

Leer más icon

Recibe actualizaciones en tu correo

Contáctanos

icon info@soycasadefe.org

icon (502) 2258-7625 

icon BLVD. Balcones 4 calle 18-14, San cristobal ll, zona 8 Mixco

Horarios

Miércoles: 7:00 P.M.
Domingo: 9:30 A.M.

Menu Offcanvas