Libertad

Libertad Pastor B. López-Maza Casa de Fe Guatemala

Aspectos importantes que provoca la luz en nuestro ser:

  1. La libertad trae consigo cumplimiento al Destino Eterno. 

Pablo es un reflejo de esto al igual que los otros apóstoles de Jesús, incluso lo vemos en el Antiguo Pacto mediante Moisés, que la luz incluso le alumbraba el rostro. 

  1. Nos da paz y consuelo del Padre.

Sabemos que absolutamente todo lo que acontezca, por más oscuro que parezca, nos va a ayudar a bien, porque estamos dentro del eterno propósito. Este consuelo nos lleva a experimentar la paz que sobrepasa todo entendimiento. 

  1. Empoderamiento espiritual.

Nos hizo testigos, recibimos el poder, la autoridad y potestad de nuestros pensamientos y de nuestras emociones; y esto será evidente para los que nos rodean. Los procesos en nuestra vida nos hacen ser cada vez más libres.

  1. Nos da un libramiento vivencial y experimental.

Hay vivencias que experimentamos en el entorno donde estamos, pero la idea es que cambiemos y seamos transformados nosotros. Es una experiencia transformadora, reveladora, cambiante, que nos muda completamente. La luz enriquece incluso nuestras relaciones, porque nos llena de sabiduría.

  • Experimentamos libertad para ahora libertar y sanar a alguien más.

Lucas 4:18   “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;”

El hecho de que nosotros hayamos sido ungidos a través de la misma vida del Espíritu, es para que seamos los primeros en experimentar libertad, para entonces poder libertar y sanar a alguien más. 

¿De qué nos liberta el hijo de Dios?

  1. Nos liberta de nuestras propias opiniones.

Proverbios 3:7-8  “No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos.”

Muchas veces lo que nos enferma son nuestros propios pensamientos. La vida del Espíritu nos liberta de nuestras propias opiniones, porque muchas veces son ellas las que nos enferman y ser libre de ellas es como medicina para nuestro cuerpo. 

  1. Nos liberta de nuestras propias creencias.

2 Corintios 10:5 JBS  “destruyendo consejos, y toda altura que se levanta contra la ciencia de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia del Cristo”

Hay consejos que muchas veces no vienen de Dios y nos quedamos atrapados en ellos; pero la luz de Cristo nos permite discernir qué consejos tomar y cuales desechar. 

“Si no cambiamos las creencias que están mal, nos lleva a tener de forma figurativa, un virus en nuestro sistema, contagiando incluso aquellas creencias que si eran correctas.” 

  1. Nos liberta de nuestra antigua naturaleza.

 354 total views,  1 views today